fbpx

Skip links

La Ley de la Intención

Los Ángeles nos Hablan de la Intención…

Hay una ley espiritual que nos va a ayudar a lograr nuestros sueños, esta ley me la enseñaron los ángeles en mi consultorio cuando estaba empezando a trabajar con ellos. Un día llegó a mi terapia un señor que me llevaba varios años sin trabajo, y me contó que había enviado más de 500 hojas de vida y no tenía respuesta. Yo lo miré sorprendida y con un poco de angustia y lástima, inmediatamente los ángeles me explicaron que la energía de miedo que yo le estaba enviando, no le ayudaba, lo bloqueaba. Yo les pregunté, como así y ellos me explicaron:

En el universo, la energía se divide en dos : AMOR Y MIEDO. Amor es todo lo que nos produce bienestar y tranquilidad. La felicidad, la armonía, generosidad, son todas manifestaciones de la energía del amor. El afán, el estrés , la rabia, la preocupación, la tristeza, son parte de miedo. Cuando actuamos tenemos la opción de hacerlo desde el amor o desde un sentimiento de miedo, esto lo llaman LA INTENCION.

Este principio es tan importante porque la intención define el resultado. Una misma acción, con dos intenciones distintas tienen dos resultados diferentes. Repito, lo que define el resultado de nuestras acciones es la intención, no la acción en si misma. Si actuo desde el miedo, el resultado es un aprendizaje y suele ser doloroso. Si actuo desde el amor, el resultado siempre es un bienestar. Así sea diferente a lo que esperaba.

Sigamos con el ejemplo, si yo mando mi hoja de vida con angustia, pensando que estoy poco capacitado, o con miedo a que haya personas con mejor hoja de vida o pensando que ya he enviado tantas y no funciona, tengo un resultado de bloqueo. Sin embargo, si yo mando la hoja de vida con tranquilidad, pensando que hay un trabajo esperándome que me hará feliz, entonces el resultado será el fluido y exitoso.

La intención se puede corregir, es decir, si se dan cuenta que actuaron desde el miedo, lo única que tiene que hacer es aceptarlo. Y repetir mentalmente, “limpio los efectos de este miedo en todas las direcciones del tiempo.” Acto seguido, pueden pedir perdón o aceptar el error, no es necesario pero es recomendable. Nuevamente si no expresan por miedo, están bloqueando su energía. Si deciden no expresar o pedir disculpas, desde la tranquilidad, todo fluirá.

En ese momento le pregunte al señor que estaba en consulta, cómo se sentía cuando enviaba hojas de vida y me contestó que había tenido muchos problemas con su jefe anterior y tenía miedo de volver a trabajar , pues no quería ser maltratado nuevamente y además sentía que su autoestima profesional había sido muy golpeada. En ese momento entendí que debíamos sanar esa etapa de su vida para que pudiera volver a enviar sus hojas de vida desde el amor, con tranquilidad.

Con esto en mente, procedimos a liberar el miedo, a agradecer la enseñanza y a “perdonar” al jefe. Con un sentimiento de libertad y entendimiento, el señor volvió a enviar sus hojas de vida y estaba trabajando el mes siguiente.

Chispitas de luz,
Maria Elvira