Skip links

Testimonio

Testimonio

default image

Hola María Elvira,

Quiero compartir contigo mi alegría y también expresarte mi agradecimiento, por la oportunidad tan linda que me diste de “acercarme” a mi papá al recibirme en tu consultorio. Es muy difícil procesar, entender y aceptar la muerte de nuestros seres queridos; sin embargo y a pesar de la tristeza, hoy siento una inmensa paz…

En tu consultorio me dijiste que veías a mi papá con una bola de golf en la mano, me preguntaste si era deportista y dijiste que lo veías rodeado de naturaleza, con un lago y muchos árboles… nunca en su vida jugó golf, por eso en el momento me sorprendió y no lo entendí… hasta que llegué a mi casa y entonces fué clarísimo.

Todas las ventanas de mi apartamento dan hacia los campos de golf del Country, ningún lugar le gustaba mas a mi papá. Siguiendo tus indicaciones del mesaje de Chispitas de Luz de Octubre que hablaba sobre como acompañar a nuestros seres queridos en el proceso del regreso al hogar; cuando estaba muriendo le dije que siempre lo estaría esperando en mi casa en las tardes de sol, en el sofá que tanto le gustaba, mirando por las ventanas hacia los lagos y campos de golf… supongo que es su manera de decir que sigue ahí… con nosotros…

Un abrazo grande y nuevamente, GRACIAS !

4 abril, 2019