Saltar los enlaces

La Esperanza

La esperanza, es una maravillosa forma de vivir los aprendizajes. En el último curso de Aventura con tus Ángeles Nivel 1, estábamos hablando de las enseñanzas de los maestros espirituales de las diferentes culturas del mundo y llegamos a Buda. Quiero compartir con ustedes este mes, una de sus enseñanzas: “ El dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional.” . En ese momento del curso, una persona me preguntó que cual era la diferencia. Yo sonreí y le pedí apoyo a este maestro, su respuesta me llenó de luz :
“ El dolor tiene esperanza, el sufrimiento no.”
Empezamos entonces a hablar con el grupo del tema y hoy quiero compartir lo que me ha llegado en mis meditaciones: El dolor es parte del crecimiento espiritual, pues es la forma como vivimos las cosas que salen diferente a lo que esperábamos o queríamos. Sin embargo, es importante que tengamos en cuenta que al vivir una situación dolorosa, podemos escoger cómo la vemos: desde el miedo o desde el amor. Desde el miedo, nos sentimos victimas y nos preguntamos constantemente “ por qué?” . Desde el amor, entendemos que es un aprendizaje o una guía para tomar un nuevo camino, es decir sabemos que es una oportunidad, así sea dolorosa. Esto es tener esperanza. La esperanza, hace que nos preguntemos ¿para qué?, en vez de ¿por qué?. Recuerden, ser espiritual no es dejar de sentir, es lo que se hace con lo que se siente.
Para tener esperanza, hay que liberar el resultado de una situación o experiencia, es decir, la necesidad de que pase lo que quieren o esperan. A veces lo que queremos no nos conviene, o hay algo mejor esperándonos. Fluyan, es decir vivan en momento presente y actúen con lo que esta pasando y sienten hoy. No con lo que pasó ayer ni con lo que puede pasar mañana. Ábranse a las alternativas y siempre agradezcan lo vivido así no lo entiendan. El agradecimiento es el mejor remedio para el stress.
Con esto en mente, quiero invitarlos a vivir los momentos “difíciles” con esperanza, buscando la oportunidad y con la certeza de que pasará. Fluyan con el dolor, es decir, regálense el tiempo para sentirlo, expresarlo y vivirlo, pero siempre terminen el día con agradecimiento y con la intención de buscar el nuevo camino o aprendizaje que deben hacer. Pidan el apoyo de sus ángeles para lograrlo, y para los que les resuene, también pueden pedir el de Buda.
Mucha luz verde de esperanza,
Un abrazo de luz,

WhatsApp chat